¿Necesitas ideas de postres fáciles de hacer para tu restaurante? En este artículo vamos a recomendarte postres simples de realizar y además elaboraciones donde se emplean muy pocos ingredientes. Sugerencias que te ayudarán a disponer de una deliciosa carta de postres en tu restaurante.

Lo único, mejor que un postre dulce y rico, es un postre dulce y rico y que sea realmente fácil de hacer desde cero. En los postres hay que tener en cuenta que cuando llega el momento de comerlos el comensal acostumbra a estar lleno y agradece un dulce pero que sea ligero, por lo que es recomendable optar por elaboraciones sencillas que no por ello menos apetitosas.

SUGERENCIAS DE POSTRES FÁCILES DE HACER

MOUSSES

La palabra «mousse« es francesa y significa «espuma». El secreto de esta espuma está en gran medida en su textura y su sensación en la boca… Una mousse es uno de los postres más clásico que puedes hacer. Además podrás elegir entre las múltiples opciones con las que podemos elaborar este delicioso y ligero postre: chocolate, café, yogurt, nata, frutas -mango, plátano, limón, etc.-

Elaborar una mousse no es complicado pero lleva su tiempo, si dispones de poco, una alternativa es elaborar una crema chantilly. No contiene huevo, sólo crema, y es más esponjoso y más aireado que un mousse, propiamente. O bien, puedes optar por preparados en polvo de calidad, con los que dispones de una gran variedad de sabores para hacer una mousse en un plis-plas.

FLANES

Otro de los postres por excelencia que puedes elaborar fácilmente, es el flan. Puedes optar por el flan clásico de huevo o de vainilla o bien por otros como el de chocolate o de café.

El flan es un postre de crema de huevo azucarada con una cubierta de caramelo. Para elaborar más fácilmente este postre también puedes optar por preparados en polvo con los que ahorrarás ingredientes y tiempo.

NATILLAS

Otro clásico de los postres son las natillas, un postre espeso, rico, cremoso y hecho de mezclas de huevos o yemas de huevo, leche o crema, aromas -vainilla, nuez moscada, etc.- y, opcionalmente, edulcorantes -azúcar, miel-.

Su historia se remonta hasta a la Edad Media, cuando se utilizaba como relleno. La palabra natilla se deriva de «crustade» que es una tarta con una corteza. Después del siglo XVI, las cremas de frutas se hicieron populares y fue en esta época en que se empezaron hacer las natillas en platos individuales en lugar de utilizarlas como relleno en tartas.

YOGURES

Desde un punto de vista objetivo, el yogur es un producto lácteo obtenido por fermentación de microorganismos específicos de la leche.

Actualmente disponemos de muchos tipos diferentes de yogur, incluido el yogur natural o de tipo griego, yogur bajo en grasa y sin grasa, cremoso, bebible, bio-yogur, congelado, etc. Sin embargo, los ingredientes básicos son los mismos y el proceso es muy similar.

Su historia es curiosa, fue introducido en Europa occidental en el siglo XVI por el rey de Francia, Francois I, luego de que un médico de Turquía lo administró como tratamiento para la diarrea grave.

Recent Posts

Leave a Comment

7 + 6 =