El pescado es un alimento que muchas veces nos intimida pensando en su delicada conservación, el precio y su dificultad de cocinarlo, pero esto no siempre es así. Muchos restaurantes evitan cocinarlo pensando que no es rentable ofrecer menús de pescado en la carta.

Existen algunos sencillos consejos que te ayudarán a cocinar el pescado a la perfección y sin grandes costes económicos y de tiempo.

1. Es importante preguntar a tu proveedor por los peces que son abundantes, los invasores o si son de temporada.

Estos aspectos ayudan a ofrecer un producto más sostenible y más barato. Un buen ejemplo puede ser la Dorada. Es un pequeño miembro de la familia del besugo, tiene un sabor mantecoso y suave como el bacalao. Una de las ventajas de este tipo de pescado es que se cría en granjas, hecho que lo hace un pescado abundante y por ello económico.

Otras opciones rentables, por sus características, son: el salmón, el bacalao o la merluza.

2. Dominar algunas técnicas básicas de cocinado.

Sartén perfecta para freír

Al freír un filete de pescado siempre hay que asegurarse de precalentar la sartén, ya que evita que el pescado se adhiera a ella. Es mejor usar una combinación de aceite y mantequilla.

En general, el pescado tarda aproximadamente 5 minutos en cocinarse por cada centímetro de espesor, pero es recomendable comprobar la cocción antes de que se termine el tiempo estimado para evitar la cocción excesiva y que el pescado se reseque.

Hornear, una manera de comer pescado sana y deliciosa

Cuando el pescado se hornea es importante usar mantequilla y jugo de limón para hidratarlo y evitar que se seque. Para comprobar el pescado entero, se puede perforar con un cuchillo delgado la parte más gruesa del pescado. La carne debe ser opaca y escamosa.

Cocción al Papillot, una opción diferente

Otra excelente técnica de cocción para hacer el pescado es al papillot, envuelto en un paquete de papel de aluminio. Es importante, también, rociar el pescado regularmente con aceite o mantequilla derretida, para que no se seque. Además, esta técnica, te permite puedes añadir todo tipo de verduras dentro del mismo paquete para que se cocinen juntos.

3. Busca recetas con ingredientes económicos para acompañar

Una receta que puede resultar rentable ya que los ingredientes que acompañan al pescado lo son pero sin dejar la calidad de lado, es el bacalao frito con frijoles y acelgas. Es una receta rápida y además es baja en calorías.

El secreto, en toda receta, es apostar por ingredientes que podamos conseguir a buenos precios y con una realización fácil para que no sea costosa para el restaurante ni a nivel económico ni de tiempo. Si lo queremos acompañar con alguna salsa podemos apostar por los preparados, son económicos y rápidos.

4. Ofrecer un producto fresco y de calidad

Lo más importante en la preparación de un delicioso plato de pescado es que esté muy fresco. Por lo general, la frescura es lo que afecta la calidad, aunque el mal manejo del pescado fresco también es un problema, ya que puede dañar la carne.

El pescado fresco de buena calidad debe mantenerse en el refrigerador durante 2 o 3 días después adquirirlo, pero siempre es mejor comerlo el mismo día de la compra.

Recommended Posts

Leave a Comment

diecisiete − ocho =