Existen infinidades de tipos de salsa, casi como ingredientes. Encontramos, inicialmente, las llamadas “salsas madre”, que son la base de toda salsa y que hay que conocerlas. Aunque, para saber las salsas que más gustan, es importante encontrar las salsas que mejor combinen con el tipo de comida que ofrece tu restaurante, si es necesario agregar sabor picante, ácido, dulce…

¿Qué hace que una salsa sea una salsa?

Una salsa es esencialmente un líquido más algún tipo de agente espesante junto con otros ingredientes saborizantes. Básicamente, el líquido debe espesarse para que se cubra y se adhiera a los alimentos en lugar de escurrirse. El engrosamiento puede ocurrir al cocinar y reducir cosas como la salsa de tomate, que naturalmente se espesará a medida que la humedad se evapore, pero otras salsas necesitan un poco de ayuda.

Las 5 salsas que más gustan a los comensales

1. Salsa Bechamel

La salsa bechamel, también conocida como salsa blanca, utiliza la leche como base. Las salsas Bechamel son comúnmente condimentadas con cebolla, chalotes, pimienta o nuez moscada. Es una de las llamadas “salsa madre”.

Las salsas secundarias que se pueden hacer con bechamel incluyen salsas de queso, salsas cremosas o salsa Mornay. Las salsas a base de bechamel son muy recomendables para servir con pasta, verduras, huevos o aves de corral.

2. Salsa Holandesa

La salsa holandesa es una rica salsa cremosa que utiliza mantequilla como base y se espesa a través de la ciencia de las emulsiones. Las salsas holandesas a menudo se condimentan con granos de pimienta, pimienta de cayena, limón o vinagre.

Las salsas holandesas se sirven habitualmente con huevos, verduras o pollo.

3. Salsa Roja

Las salsas rojas tienen una base de tomate y se espesan con purés o por reducción. Las salsas rojas se pueden condimentar con caldo de carne. También es una de las consideradas de “salsa madre”.

Las salsas secundarias comúnmente hechas de salsa roja incluyen la salsa puttanesca, criolla o española. Las salsas rojas son muy versátiles y pueden servirse con casi todo, incluyendo pasta, verduras, pescado, ternera, ternera o pollo.

4. Salsa Picante

Muchos comensales seguro que son amantes del picante. La sala picante es un tipo de salsa que puede aumentar el nivel de sabor de cualquier plato de comida.

Este tipo de salsa se puede hacer fácilmente, el secreto son las especias, y lo más importante es saber controlar la cantidad de estas para conseguir la mejor salsa picante que tus comensales hayan probado.

Algunos de los ingredientes más utilizados son: chiles serranos, jalapeños, chalotes, ajo, sal y vinagre.

5. Salsa Barbacoa

La salsa de barbacoa es siempre una buena salsa para agregar sabor a casi cualquier cosa, desde alimentos fritos o carnes asadas.

Es un tipo de salsa un poco compleja, se compone de diferentes ingredientes y la combinación de diferentes tipos de salsa. Los ingredientes principales son la salsa de tomate, el vinagre, la salsa inglesa, azúcar, melaza, mostaza, salsa de tabasco y la pimienta negra.

Y, en tu restaurante ¿qué salsas son las que más gustan a tus comensales? Una opción que te facilitará el trabajo en tu restaurante son los preparados de salsas, podrás ofrecer las mejores salsas para tus platos.

Recommended Posts

Leave a Comment

13 + nueve =