En una cena de éxito el broche perfecto es el postre. Por eso te proponemos aquí una receta de mouse de chocolate, con lo que seguramente tus invitados terminarán diciéndote aquello de “para chuparse los dedos”.

Mousse de Chocolate, receta básica

La mousse de Chocolate se divide en dos procesos de cocina independientes. Al final lo uniremos todo para conseguir la textura de espuma típica de la Mousse.

Proceso 1

Separamos las yemas de las claras, reservando las yemas. Con las claras batimos hasta que estén a punto de nieve.

Proceso2

Derretiremos al baño maría el chocolate (éste puede ser blanco o negro, según el gusto). Añadimos mantequilla y azúcar a la mezcla. Añadimos las yemas y en todo momento moveremos lentamente la mezcla, para evitar que se nos adhiera al cazo.

Mezcla

Dejamos enfriar el chocolate (proceso 2) y lo añadimos a las claras a punto de nieve. Esto debemos hacerlo de manera lenta y progresiva, para que se vayan homogeneizando una con otra y consigamos esta textura suave y espumosa, característica de la Mousse de Chocolate con la que tus invitados van a chuparse los dedos.
Para terminar el proceso vierte la mezcla en los recipientes que consideres más adecuados y déjalos enfriar en el frigorífico.

Ingredientes para 4/5 personas

  • 30 gramos de Mantequilla
  • 80 gramos de azúcar
  • 175 gramos de chocolate
  • 4 huevos
Como vemos, la mousse de chocolate es un postre sencillo y que aporta glamour a nuestra cena. Un postre francés que siempre gusta.  Pero que no sólo se queda en una sencilla mezcla. Si quieres puedes mejorar tu mouse matizando la receta con algunos ingredientes.

Distintos tipos de recetas de Mousse de chocolate, con las que también te chuparás los dedos.

La imaginación y la práctica harán que la receta tenga un toque personal y vaya mejorando día a día. Nosotros os proponemos unos toques para su decoración:
  • Mousse de chocolate blanco

Como decíamos al principio cambia el tipo de chocolate al hacer el proceso 2 y podrás tener una mousse de chocolate característica para los más golosos, aunque en este punto controla el azúcar, ya que este chocolate es más rico en azúcar que el negro, por tanto ten cuidado.

  • De chocolate y fresas

Añadir unas fresas en la parte superior es un acierto. Simplemente corta de manera fina y laminada, con un cuchillo, unas láminas de fresa y adorna en la parte superior el recipiente en el que has dejado enfriar el mouse. El contraste de chocolate con fresas es muy agradable y gusta mucho.

Si queréis ver una receta específica pinchad en este enlace de receta de mousse de chocolate con fresas.

  • Chocolate con nata

Uno de los componentes que mejor combinan con el chocolate es la nata. Una nata montada por encima de la mousse hará que le demos un toque especial y si espolvoreamos un poco de cacao, además de sabroso quedará muy bonito.

Como veis, una vez seamos capaces de hacer la textura y la mezcla de forma adecuada, podremos empezar a dejar volar la imaginación. Combinar y mezclar elementos como fresas, natas o leche condensada, se quedará a tu elección y a tu originalidad, aunque lo que se llevará la decisión final será tu nivel de goloso.

Recent Posts

Leave a Comment

seventeen + 17 =