Los postres son una gran parte de la cultura de un país, cada ciudad tiene sus especialidades. Por eso, en todos los restaurantes de menú encontraremos una selección de los mejores y más típicos postres en sus cartas.

Pero, ¿cuáles son esos postres que atraen a los clientes con más frecuencia? Si bien las ofertas más adecuadas dependerán en cierta medida del concepto del restaurante y de lo que esté ofreciendo en el propio menú. Pero vemos que hay ciertos postres que aparentemente resisten al paso del tiempo.

5 postres que no faltan en restaurantes de menú

1. Pastel de chocolate

Para algunos amantes de la comida, el pastel de chocolate y sus variedades como el pastel de chocolate sin harina, el coulant, los brownies, etc., se han convertido en imprescindibles en las cartas de muchos restaurantes. Es uno de los mejores postres en los menús de los restaurantes, aparentemente a prueba de tendencias, no olvides tener algún tipo de pastel de chocolate en tu menú.

2. Helado o sorbetes

Los helados y/o sorbetes son siempre una excelente opción en un restaurante. Obtendrás puntos adicionales si son caseros, pero si esto no es posible, hazlo lo mejor que puedas y compra tus delicias congeladas en una heladería local u ofrecer la máxima calidad posible.

3. Tarta de Queso

La tarta de queso en España habitualmente es ligera y esponjosa con un fuerte sabor a queso. La corteza (si hay una) es generalmente más seca y crujiente y más como una galleta. Y el aderezo por excelencia de la tarta de queso son las bayas. Este postre es un elemento básico de las cartas de postres de los restaurantes de menú.

4. Crema Catalana

A la Crema Catalana a veces se le llama crema de Sant Josep. Se sirve en un humilde plato de arcilla poco profundo. Este postre de natillas cremosas de yema de huevo de Cataluña es muy popular en todo el país. Posteriormente, se cubre con azúcar que luego se quema a fuego lento. Este sabor distintivo es tan popular, de hecho, que los helados y licores a menudo vienen con sabor a «crema catalana».

5. Flan

¡Pocos postres son más populares que el flan! No importa de qué tipo sea; Flan de vainilla, flan de huevo, flan de queso, flan de coco, flan de castaña, flan de chocolate navideño… Este rico y gelatinoso postre está hecho de leche, azúcar y huevos, que se mezclan en un molde de metal que luego se coloca en un baño de agua -baño maría-. Una vez cocido, y enfriado, el molde se pone boca abajo sobre un plato, permitiendo que la capa inferior de caramelo de la cascada caiga en cascada por el tambaleante flan.

Disponer de un menú con una buena selección de postres es tan importante como un menú principal saludable y equilibrado en el restaurante. Es importante tomarse el tiempo necesario para preparar y organizar las ofertas de postres y analizar su éxito, es un gran paso hacia la rentabilidad del establecimiento.

Recent Posts

Leave a Comment

dieciseis − 8 =